Universidad de La Frontera impulsa iniciativas en favor de la diversidad y la inclusión

folder_openNoticias

La institución cuenta con funcionarios de 25 nacionalidades y ha potenciado sus procesos inclusivos en materia de reclutamiento, selección y mantención de talento.

 La Universidad de La Frontera es una de las instituciones empleadoras más importantes de la Región de La Araucanía, generando empleo a más de 3 mil personas, entre 19 y 82 años de edad. Alberga a más de 12 mil estudiantes, entre pregrado, postgrado y educación continua,  y entre sus funcionarios se cuentan personas de 25 nacionalidades.

Alex Osorio Leal, director de Recursos Humanos, manifestó que la diversidad fortalece los ambientes de trabajo, aportando diversas visiones, experiencias y formas de ver la realidad. “Nosotros priorizamos la experiencia, las competencias y la actitud positiva de las personas, sin importar su género, orientación sexual, nacionalidad, religión o situación de discapacidad”, concluyó.

En esta materia, una de las innovaciones es el uso del nombre social en la comunicación interna, verbal y escrita, incluidos correos electrónicos y pie de firma oficial. Por lo tanto, la persona utiliza el nombre que desea, independiente de que se mantenga el nombre registral para efectos normativos obligatorios.

El desarrollo de estas prácticas se alinea con la misión institucional, que resguarda el respeto por las personas, el entorno y la diversidad. Misión que se traduce en la ejecución de acciones dirigidas por la Vicerrectoría de Administración y Finanzas, a través de sus unidades dependientes, no solo en el área de Recursos Humanos sino también en la construcción y mantención de espacios físicos, cada vez más inclusivos.

Procesos Inclusivos de Personal

Desde hace más de una década la Universidad de La Frontera busca establecer una cultura inclusiva, siendo actualmente un referente para otras instituciones regionales en materia de inclusión laboral. Liliana Oberg Figueroa, jefa de Personal y Remuneraciones, manifestó que “adaptar los procesos de selección para que sean inclusivos no es una ventaja, es reducir las barreras del entorno que dificultan el desempeño eficiente, entregando igualdad de oportunidades”.

Oberg señaló también que en los procesos de selección y de acuerdo a la Ley 21.015, las personas en situación de discapacidad (PeSD) tienen derecho a ser seleccionadas con preferencia respecto de otros postulantes, siempre que se encuentren en igualdad de condiciones de mérito. “Esto significa que, ante un mismo puntaje final, se seleccionará a la persona que haya adjuntado documentación que acredite su situación de discapacidad”.

Una vez contratada la PeSD, se desarrolla una metodología de apoyo en la inserción en los equipos de trabajo, con colaboración de estudiantes internos de la carrera de Terapia Ocupacional y bajo la coordinación de la División de Personal y Remuneraciones, en conjunto con la Coordinación de Prevención de Riesgos, para garantizar el éxito del proceso tanto para la PeSD como para la institución.

Entradas relacionadas

Menú