Sebastián Ugarte, médico formado en la UFRO, entrega antecedentes sobre el COVID-19

folder_openNoticias

Sebastián Ugarte es un experto en el tema de epidemias desde hace 12 años, área en la que comenzó a investigar, en gran medida, debido a la pasada pandemia de la influenza AH1N1. Este profesional es de la opinión que la educación resulta fundamental para prevenir que el coronavirus se propague, y así evitar que más personas lleguen finalmente a los hospitales como contagiados. Este es el punto inicial de su amplia colaboración en diferentes medios de comunicación respecto al tema, donde casi a diario le vemos entregar su visión desde el punto de vista de su experiencia en medicina intensiva.

Según relata Ugarte, los pacientes internados en su unidad pueden ser manejados con un uso adecuado de oxígeno y adopción de ciertas posturas que evitan en lo posible que la persona deba ser conectada a ventilación, lo que sin embargo es una realidad en cerca de un tercio de quienes ingresan a la UCI que dirige. Al mismo tiempo, si bien aún no existen tratamientos específicos contra el COVID-19, ciertos medicamentos pueden contribuir a reducir la proliferación del virus en el organismo de los enfermos. Especialmente prometedor, agrega este profesional, es el uso de plasma sanguíneo proveniente de pacientes convalecientes, terapia que ya ha sido probada previamente, con muy buenos resultados, en el caso de enfermos de hanta. Ugarte señala que en el caso del COVID-19, su equipo ya ha utilizado plasma en dos pacientes, con resultados igualmente favorables.

Junto con señalar que el COVID-19 es una enfermedad de la cual aún falta mucho por conocer, como por ejemplo sobre aspectos como posibles secuelas o bien la posibilidad de contraer nuevamente la enfermedad luego de haberse recuperado, Ugarte enfatiza la necesidad de pesquisar los pacientes asintomáticos, ya que ellos también tienen la capacidad de contagiar a otras personas.

Finalmente, el profesional confirma que en zonas con mala calidad del aire, como Temuco y Padre Las Casas, se deben extremar las precauciones ante la ocurrencia de infecciones respiratorias, por lo que urge buscar la manera de favorecer el uso de energías limpias, especialmente para calefacción. Lo anterior cobra especial importancia dado que, si bien las medidas adoptadas hasta el momento han logrado efectivamente reducir la propagación del virus, la pandemia no se detendrá hasta que exista una vacuna, lo cual no ocurrirá en el corto plazo, por lo que la prevención resulta fundamental.

Les compartimos enlace a la entrevista completa a Sebastián Ugarte, publicada el día domingo 3 de mayo en el Diario Austral de Temuco.

FUENTE: DIRCOM UFRO

Tags: , ,

Entradas relacionadas

Menú